¿Cómo calcular la rentabilidad de una inversión? Caso práctico

11 ago, 2017 -
A la hora de plantearnos la idoneidad de una inversión, sea cual sea su naturaleza, deberemos valorar diferentes factores: el volumen del capital necesario para afrontar esa inversión, el riesgo al que sometemos nuestro capital, la seguridad y garantías que se nos ofrecen, el tiempo o plazo de duración de la inversión, etc. Pero si hay un factor crítico para que podamos sopesar si una inversión satisfará nuestros intereses económicos, este es el de la rentabilidad. Esta magnitud nos ayudará a valorar si los beneficios obtenidos al realizar una inversión son suficientemente atractivos. Y lo hará relacionando estos beneficios con el capital económico que hemos tenido que poner en juego para conseguirlos. Por lo tanto, podremos decidir si merece la pena o no invertir un capital en una operación determinada para conseguir esos beneficios, o valorar si una inversión pasada ha sido o no oportuna en función de los beneficios que ha reportado. Por todo ello, hoy veremos cómo realizar el cálculo de rentabilidad de cualquier inversión a través de diferentes casos prácticos.
rentabilidad

Cálculo de la rentabilidad de una inversión

Como venimos diciendo, la rentabilidad relaciona dos factores entre sí: el capital que constituye la inversión y los beneficios que nos aporta. Esta relación se expresa habitualmente en forma de porcentaje. Para calcularlo, deberemos dividir los beneficios de la inversión por el capital de la misma, y para obtener un porcentaje, deberemos multiplicar el cociente obtenido por 100.

Por ejemplo, imaginemos que hemos comprado un apartamento con el objetivo de arrendarlo. Para llevar a cabo la compra, hemos realizado un desembolso total; entre el valor del inmueble, gastos de gestión, impuestos y demás; de 200.000 €. Durante el primer año, la renta que hemos obtenido por el arrendamiento del apartamento ha sido de 12.000 euros anuales. Para calcular la rentabilidad de esta inversión deberíamos aplicar la siguiente fórmula:

 

ecuación-rentabilidad

Es decir:

 

ecuación-rentabilidad2

 

Esto nos indicaría que durante el primer año hemos disfrutado de una rentabilidad del 6 % del dinero invertido en comprar el apartamento.

Sin embargo, el caso anterior sería un ejemplo simplificado de un caso idílico en el que el arrendamiento del apartamento no nos suponga ningún tipo de gasto. Pero vamos a suponer que a lo largo del año hemos tenido que pagar el IBI (Impuesto sobre Bienes Inmuebles) y unos gastos de comunidad de propietarios de 75 € mensuales.

Para calcular el gasto total del IBI aplicaremos el tipo impositivo correspondiente a un bien inmueble de naturaleza urbana, actualmente un 0,510 % sobre el valor catastral del apartamento, que para este caso supondremos que es de 145.000 €. Siendo 739,5 € el 0,510 % de 145.000 €.

Por otra parte, los 75 € mensuales correspondientes al pago de la comunidad de propietarios supondrían un gasto de 900 € anuales (75 € x 12 meses).

Para calcular la rentabilidad real de la inversión deberíamos reflejar estos gastos en la ecuación anterior, restándolos a los beneficios obtenidos. Lo haremos de la siguiente forma:

ecuacion-rentabilidad3

Aplicando los valores de cada concepto:

ecuacion-rentabilidad4

 

calculo

Cálculo de la rentabilidad de un depósito

El anterior cálculo puede ser aplicado de forma general a cualquier tipo de inversión, adaptando de forma correspondiente los beneficios y gastos que supone cada operación. En el caso del cálculo de la rentabilidad de un depósito a plazo fijo, realizaremos el camino contrario, partiremos de un porcentaje que nos expresa la rentabilidad del depósito, la TAE (Tasa Anual Equivalente) y calcularemos el beneficio real que nos supondrá la inversión en forma de intereses.

Por ejemplo, supongamos que contratamos un depósito a plazo fijo con una imposición de 1.000.000 €, a un período de tiempo de un año, y con el pago efectivo de intereses en el momento de vencimiento. Si la entidad emisora nos ofrece una rentabilidad del 1,5 % TAE, los beneficios brutos que obtendríamos serían los siguientes:

ecuacion-rentabilidad5

Las rentas del ahorro, como las obtenidas a través de la inversión en depósitos a plazo fijo, tributan de forma variable en el IRPF en función de los siguientes tramos y tipos impositivos:

    • Para rentas de hasta 6.000 €, el 19 %
    • Para rentas de entre 6.000 € y 50.000 €, el 21 %
    • Para rentas de más de 50.000 €, el 23 %

 

Por lo que para nuestro caso en cuestión deberíamos acogernos al segundo tramo, teniendo en cuenta que los primeros 6.000 € de beneficio quedarían comprendidos en el primer tramo y tributarían al 19 %, y los otros 9.000 €, hasta llegar a 15.000 €, lo harían al 21 %. Así, restaríamos a nuestros beneficios antes de impuestos 1.140 € correspondientes al 19 % de los primeros 6.000 €; y 1.890 € correspondientes al 21 % de los restantes 9.000 euros de beneficios brutos. De esta manera, los beneficios finales después de impuestos serían de 11.970 €.

beneficio

Si aplicamos nuevamente la ecuación del cálculo de rentabilidad para determinar la rentabilidad real que nos ha aportado nuestra inversión después del correspondiente pago de impuestos, obtendremos lo siguiente:

ecuacion-rentabilidad6

Como hemos visto, calcular la rentabilidad real de una inversión no es algo excesivamente complicado. Solo hay que tener en cuenta todos los beneficios y gastos que nos va a suponer una operación determinada. De esta manera, seremos capaces de valorar adecuadamente si una inversión es adecuada para satisfacer nuestros objetivos económicos, o podremos comparar la rentabilidad  real de diferentes productos de inversión de cara a poder elegir por cuál decantarnos.

*Este artículo se elaboró con fecha 11 agosto, 2017, por lo que es posible que alguna información no esté actualizada. Te recomendamos que siempre revises la fecha de publicación del artículo. Consulta aquí las condiciones vigentes del Depósito Facto



En Cuenta Facto nos preocupamos por tus intereses y para garantizarlos somos cercanos, accesibles y completamente transparentes. Te mantenemos informado en temas de inversión y economía diaria. ¡Bienvenido a Facto!



Deja un comentario

Banca Farmafactoring S.p.A. Sucursal en España actúa bajo la denominación comercial FACTO. C/ Luchana, 23. 28010 Madrid. Entidad de crédito sujeta a la supervisión del Banco de España e inscrita en el Registro de Entidades de Crédito Nacionales del Banco de España con el número 1554. CIF W-0056035I inscrito en el Registro Mercantil de Madrid, Tomo 33.383, Folio 148, Hoja M-600965, Inscripción 1ª. Banca Farmafactoring S.p.A es una entidad bancaria adherida al Fondo de Garantía de Depósitos Italiano (F.I.T.D. – Fondo Interbancario di Tutela dei Depositi). Importe máximo garantizado hasta 100.000 euros por titular.

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar, analizar tu navegación, así como para mostrar publicidad y anuncios basados en tus intereses. Si pulsas en el botón de “ACEPTAR” aceptarás su uso. Más información.

ACEPTAR