Email: uiueux@gmail.com Phone: +00 21 387
Email: uiueux@gmail.com Phone: +00 21 387

Cómo gestionar la vida profesional con el paso del tiempo

30 ago, 2016 -

Una mujer de 45 años quería estudiar una licenciatura universitaria, pero temía ser demasiado vieja.

– “Tardaré al menos 5 años en acabar y entonces tendré 50 años”
– “¿Qué edad tendrás dentro de 5 años si no estudias la licenciatura?”, le pregunté.

La vida profesional de cada persona se compone de múltiples decisiones. Estas decisiones se ven influidas por el contexto donde se toman, nuestras experiencias previas y nuestras creencias sobre cómo funciona el mercado laboral.

Sin duda la edad es una de las variables que influyen la toma de esas decisiones, ya sea porque se utiliza para categorizar a las personas, para atribuirles determinadas habilidades o competencias, o para ofrecer o asumir determinadas oportunidades en base a ella.

Pero, ¿es la edad un determinante a la hora de acceder a un empleo o mejorar nuestra empleabilidad?

A continuación desmentimos los mitos sobre edad y vida profesional, y ofrecemos guía para aquellas personas que buscan mejorar su situación laboral actual independientemente de los años que cumplen. La edad no determina el éxito futuro, nuestras decisiones lo hacen.

 

Generaciones, expectativas y competencias

“La parte positiva es que los millennials tal vez ni siquiera existan. Al menos, no tal y como nos los quieren vender”. @JaimeRubio

El uso de categorías como intento por comprender y abarcar la realidad está muy extendido en nuestra sociedad, también en el ámbito profesional y directivo. Así, se espera que personas de determinada edad o nacidas en determinados años presenten una serie de competencias y habilidades como si estas les fuesen propias e ineludibles, expectativas que no siempre se cumplen.

Las empresas quieren vender a los jóvenes (lo cual es comprensible: en principio, cualquier empresa quiere vender a cuanta más gente mejor) y por eso todas las consultoras publican informes y estudios, además de organizar charlas y conferencias, con el objetivo de explicar a los departamentos de marketing de estas compañías cómo hablan, piensan y, sobre todo, compran los millennials.” Almudena Moreno, socióloga de la Universidad de Valladolid.

Por tanto, el uso de tales categorías respondería más a una estrategia de marketing que a la realidad misma. No utilices tu edad como excusa “para no mejorar”. Entrenar y ampliar tus habilidades depende de variables distintas a tu año de nacimiento.

 

Edad y emprendimiento

La mejor edad para mejorar tu vida profesional es la que tienes en cada momento.

Rompiendo con la idea, preconcebida y a menudo errónea, del emprendedor imberbe e inexperto que llega a soluciones y productos novedosos sin contar con experiencia previa, el informe elaborado por la Fundación Kauffman bajo el título “Anatomía del emprendedor” (2009) sobre una encuesta realizada a 549 fundadores de compañías estadounidenses de todo tipo, llegaba a las siguientes conclusiones:

– Los emprendedores eran de mediana edad (cuarenta años de promedio) cuando fundaron su primera empresa.

– La mayoría (75,4%) había trabajado por cuenta ajena en otras compañías durante más de seis años antes de lanzar su propia empresa.

El “perfil emprendedor” es sólo una categoría, creada para dar más valor al emprendimiento en base a características personales supuestamente ideales. En su lugar, aspira a alcanzar el “perfil cumplidor”, aquel donde la persona responde a los compromisos establecidos consigo mismo y con los demás. Este ampliará tus oportunidades de acceso a alternativas laborales más numerosas y atractivas.

man-work

Edad y condiciones laborales

Dentro de la categorización por edades que suele utilizarse en el ámbito laboral hay un componente referido a las motivaciones. Así, se atribuye a los empleados y profesionales más jóvenes, de forma más o menos exclusiva, la búsqueda de flexibilidad, ventajas salariales, y oportunidades de ocio y sociabilidad a través del trabajo.

Si revisamos las motivaciones de distintas personas de distinta edad, podemos observar cómo estas se alternan y solapan a lo largo de la vida profesional: ¿quién no valora una mejora salarial? ¿y la oportunidad de ver premiado su esfuerzo con un puesto superior en la empresa?

Aceptar y gestionar tus motivaciones a lo largo del tiempo es el mejor camino para avanzar ;)

No es que solo los millennials tengan estas motivaciones, sino que sólo los más talentosos las pueden exigir a la empresa.

Volviendo al perfil cumplidor arriba mencionado, o aquel que responde a los objetivos establecidos como se espera, solo este puede ver satisfechas sus demandas hacia la empresa en función de sus resultados, sin que ello dependa de la edad.

 

Edad y reinvención profesional

Reinventarse profesionalmente no es ‘hacer cursos’, es elegir un camino, cambiar el estilo de vida, aprender competencias transversales y especializarse.

Los motivos para iniciar una trayectoria profesional diferentea la actual pueden ser varios:

– Un cambio impuesto “desde fuera” como puede ser un despido o el cierre de nuestra empresa.
– Una decisión voluntaria de mejorar nuestras condiciones laborales o la satisfacción con aquello que hacemos.
– Una oportunidad de mejora que se nos presenta.

Efectivamente, tales motivos no dependen de la edad, sino de tu experiencia previa, habilidades y motivaciones actuales.

reinvención

Dos variables que favorecen una reinvención profesional a cualquier edad

La primera es planificar el cambio, de forma que evaluemos aquellas variables que tendrán un mayor impacto de ahora en adelante (Ej., solvencia económica, compromisos familiares, disponibilidad de tiempo…) y decidamos cómo gestionarlas para que beneficien a nuestra iniciativa en el futuro.

Otra variable de gran impacto en un proceso de reinvención profesional es la adquisición de competencias transversales. Las competencias específicas valen para profesiones específicas, pero las competencias básicas o transversales son útiles para la mayor parte de las ocupaciones. Entre ellas destacan el manejo de idiomas, las matemáticas y la estadística, la ofimática avanzada (también en la nube), la productividad personal, la colaboración 2.0 y el trabajo en equipo, el networking, la mecanografía y la programación informática.

Cuando estamos en vacas gordas no planificamos porque estamos a gustito. Cuando estamos en vacas flacas solo tenemos tiempo para sobrevivir.

 

Edad y digitalización

La computerización del mercado laboral no entiende de edad. Según las estimaciones realizadas por un estudio, alrededor de un 47 por ciento de los empleos totales en Estados Unidos podrían ser automatizados a lo largo de las próximas dos décadas (Frey & Osborne, 2013).

Este estudio también predice una mayor automatización de tareas poco cualificadas y con más baja remuneración. Esto aumenta exponencialmente la importancia de adquirir habilidades transversales para todos los profesionales, independientemente de su edad.

Las profesiones y competencias digitales más demandadas hoy día por las empresas según un informe de Inesdi tampoco hacen referencia a la edad, por lo que acceder a las ofertas dependerá de las posibilidades y motivación de cada persona para ajustarse a ellas.

Para tomar algo de perspectiva sobre edad y transformación digital proponemos revisar alguno de los mitos creados al respecto.

 

Edad y oportunidades laborales

Hay tres variables con mayor impacto en el nivel de empleabilidad que la edad:

Cuándo te graduaste

Un estudio ha encontrado que terminar los estudios durante un período económico “malo” afecta negativamente al salario obtenido en los primeros años de carrera profesional (Kahn, 2010). Tomados en conjunto, los resultados sugieren que los efectos de graduarse en una mala economía sobre el mercado laboral son amplios, negativos y persistentes.

El país donde vives

La juventud no es necesariamente sinónimo de formación u ocupación, al menos no lo es en todos los países por igual. También el nivel educativo se relaciona con la tasa de empleo en etapas adultas, de forma más o menos determinante dependiendo del país donde nos encontremos.

Los perfiles demandados

Francisco Ruiz Antón nunca pensó que llegaría a ser empleado de Google, ni llegar a serlo a partir de los 40. En muchas ocasiones creemos conocer los perfiles demandados por las empresas… y nos equivocamos. Este fue el caso de Ruiz y otros compañeros y compañeras que entraron a formar parte de la compañía pese a que su perfil no cuadraba inicialmente con la idea que tenían de la misma.

oportunidad

Edad y bienestar profesional

“Nuestros datos muestran que, en general, los empleados de mayor edad tienden a sentirse más felices y más motivados en su trabajo. Entre otras cosas tienen una mayor sensación de que lo que hacen vale la pena, y de que su trabajo tiene un impacto positivo en el mundo.” @Santi_Garcia

Entre las atribuciones que se realizan comúnmente a la categoría “empleados de más edad” también se encuentran las relativas a la satisfacción con el trabajo. En relación a ello, son varios los estudios que muestran una mayor orientación al propósito y uso de habilidades en empleados de más de 55 años. Por tanto, el avance temporal de nuestra carrera profesional puede ser visto como un incentivo de mejora en sí mismo, donde las oportunidades de obtener satisfacción dependen del contexto más que de la edad que cumplimos.

Para incrementar tu bienestar como directivo o profesional, independientemente de la etapa en la que te encuentres, te proponemos leer nuestra Guía rápida de felicidad.

*Este artículo se elaboró con fecha 30 agosto, 2016, por lo que es posible que alguna información no esté actualizada. Te recomendamos que siempre revises la fecha de publicación del artículo. Consulta aquí las condiciones vigentes del Depósito Facto



Conferenciante del cambio sobre liderazgo, motivación, productividad, equipos y empresa 2.0.Coaching de profesionales y directivos. Premio extraordinario en Psicología y autor de SuperProfesional (Grupo Planeta, 2015).



Deja un comentario

Banca Farmafactoring S.p.A. Sucursal en España actúa bajo la denominación comercial FACTO. C/ Luchana, 23. 28010 Madrid. Entidad de crédito sujeta a la supervisión del Banco de España e inscrita en el Registro de Entidades de Crédito Nacionales del Banco de España con el número 1554. CIF W-0056035I inscrito en el Registro Mercantil de Madrid, Tomo 33.383, Folio 148, Hoja M-600965, Inscripción 1ª. Banca Farmafactoring S.p.A es una entidad bancaria adherida al Fondo de Garantía de Depósitos Italiano (F.I.T.D. – Fondo Interbancario di Tutela dei Depositi). Importe máximo garantizado hasta 100.000 euros por titular.

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar, analizar tu navegación, así como para mostrar publicidad y anuncios basados en tus intereses. Si pulsas en el botón de “ACEPTAR” aceptarás su uso. Más información.

ACEPTAR