Email: uiueux@gmail.com Phone: +00 21 387
Email: uiueux@gmail.com Phone: +00 21 387

Historia del valor del dinero.
Cuando lo que tienes en el bolsillo cambia sin que te des cuenta

29 sep, 2015 -

Existe la creencia comúnmente aceptada de que el dinero que tenemos en el bolsillo ha tenido siempre las mismas características y que los sistemas monetarios en los que se basa el valor del dinero son relativamente inmutables durante el tiempo.

Sin embargo, de forma casi imperceptible a lo largo de toda la historia de la humanidad, los cambios en el valor del dinero han sido mucho más habituales y constantes de lo que nos podemos imaginar, incluso en una era de supuesta estabilidad, crecimiento, bonanza y progreso como en la que hemos estado inmersos en el último siglo.

Pero antes de repasar la actualidad reciente que nos afecta de forma directa, vamos a retroceder unos cuantos siglos en el tiempo, para poder explicar el proceso de devaluación del dinero.

monedas oro plata

Nos situamos momentáneamente en el 27 A.C. en pleno Imperio Romano, en la época en la que César Augusto era proclamado primer emperador.

Obviamente, por aquel entonces no existían los billetes y como dinero se utilizaban monedas en las que se mezclaba un metal noble con otros menos valiosos. La moneda romana era el denario.

En tiempos de Augusto, un denario estaba compuesto por un 95% de plata y un 5% de otros metales. Es decir, casi plata pura.

Si al emperador le faltaba dinero para poder pagar, por ejemplo, a sus soldados en una guerra, una forma de conseguirlo era multiplicando el número de monedas emitidas y, a falta de plata, la forma más rápida y cómoda de conseguirlo era reduciendo el porcentaje de plata que contenía una moneda.

Un siglo más tarde, con el emperador Marco Ulpio Trajano, gobernandor del imperio, el porcentaje de plata que contenía un denario se había reducido a un 85%. Para cuando Marco Aurelio llegara al poder, el denario ya contenía solo un 75% de plata.

Los emperadores romanos empezaron a cogerle gusto a eso de reducir la plata que contenía un denario. Llegado al siglo III, el denario de plata se había convertido en un trozo de bronce redondo al que se le daba un baño de plata.

Aparentemente por su aspecto exterior, los romanos llevaban la misma moneda en el bolsillo, pero en realidad,  el contenido de plata había prácticamente desaparecido en solo tres siglos y su peso se había reducido de 3,90 a 1,70 gramos.

Del patrón Oro a Nixon

Nos trasladamos en el tiempo y os contamos un caso muy similar al del denario romano, pero en una época menos lejana en el tiempo para nosotros.

Vamos a jugar a las tres diferencias:

Este es un billete de 1 dólar norteamericano de 1928 (no hace tanto tiempo)

dolar usa eeuu un

Este es un billete de 1 dólar norteamericano de 2003

dolar usa reserva federal

Por si no sois muy observadores os indico las diferencias:

En el billete de 2003 han desparecido 3 frases que aparecían en el billete de 1928.

  • Certificado de plata.
  • Esto certifica que hay un depósito en el Tesoro de los EEUU.
  • Pagable en plata a la solicitud.

dolar reserva federal usa

Para que nos entendamos. Si en 1928 llevabas un billete de 1 dólar al Tesoro de los EEUU, te entregaban la cantidad equivalente en plata. Así estaba escrito en el billete.

Hoy en día ya no ocurre esto.

Pues no os vayáis todavía porque en el último siglo los cambios monetarios han sido aún mucho más vertiginosos de lo que podéis imaginar. ¿No os ibais a creer que todo se iba a quedar en sacar tres frases de un billete y añadirle otra, verdad?

140 años y 4 cambios de sistemas monetarios

Para que no os perdáis y tengáis una visión rápida de cómo han evolucionado las cosas, Comentamos este esquema en el que se muestra la evolución de los sistemas monetarios en los últimos 140 años:

sistema monetario patron oroFuente: Creación Propia GurusHucky

 

De 1873 a 1914 tenemos lo que podemos llamar un patrón oro clásico. El valor de los billetes en circulación debe ser igual al valor del oro guardado en el Banco Central. Equivalencia al 100% o respaldo al 100% de una divisa en oro.

En 1914, con la llegada de la I Guerra Mundial tuvimos una primera e importante devaluación general. La mayoría de países aceptaron que los billetes que tenían en circulación solo tenían que estar respaldados en un 40% de su valor por oro, es decir, el equivalente moderno de reducir la cantidad de plata de un denario romano.

Llegamos a 1946 y nos encontramos con una situación que no había ocurrido nunca en la historia de la humanidad.

Para financiar el gasto de la II Guerra Mundial los países europeos habían estado comprando enormes cantidades de material a los EEUU durante años y habían pagado en oro. Al acabar la II Guerra Mundial, se dieron cuenta de que casi todo el oro del mundo estaba en EEUU y los países europeos no tenían oro en sus reservas para sustentar sus monedas. Como no tenían tampoco capacidad para recomprar el oro con el que habían pagado a los EEUU, se encontró la solución de crear el denominado sistema de Breton Woods, que básicamente consistía en que todos los países fijaban sus divisas a un tipo de cambio fijo con el dólar y sería EEUU con las reservas de oro en su país, el que garantizaría la convertibilidad del dólar en oro e indirectamente, también el valor del resto de divisas.

El invento no duró mucho tiempo. Concretamente unos 25 años.

El 15 de agosto de 1971, el presidente Nixon comparecía ante las cámaras de televisión y anunciaba al mundo y a los  ciudadanos norteamericanos la inconvertibilidad del dólar en oro y la liquidación unilateral del acuerdo Breton Woods.

Nacía así el dinero completamente fiduciario,  cuya única garantía es la fe y la confianza en que esos billetes que llevamos hoy en el bolsillo valen realmente la cifra que en ellos está escrita.

*Este artículo se elaboró con fecha 29 septiembre, 2015, por lo que es posible que alguna información no esté actualizada. Te recomendamos que siempre revises la fecha de publicación del artículo. Consulta aquí las condiciones vigentes del Depósito Facto



Economista, MBA con mención de honor por el Instituto de Empresa y más de 10 años de experiencia en Capital Riesgo. Fundador de GurusBlog.



Deja un comentario

Banca Farmafactoring S.p.A. Sucursal en España actúa bajo la denominación comercial FACTO. C/ Luchana, 23. 28010 Madrid. Entidad de crédito sujeta a la supervisión del Banco de España e inscrita en el Registro de Entidades de Crédito Nacionales del Banco de España con el número 1554. CIF W-0056035I inscrito en el Registro Mercantil de Madrid, Tomo 33.383, Folio 148, Hoja M-600965, Inscripción 1ª. Banca Farmafactoring S.p.A es una entidad bancaria adherida al Fondo de Garantía de Depósitos Italiano (F.I.T.D. – Fondo Interbancario di Tutela dei Depositi). Importe máximo garantizado hasta 100.000 euros por titular.

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar, analizar tu navegación, así como para mostrar publicidad y anuncios basados en tus intereses. Si pulsas en el botón de “ACEPTAR” aceptarás su uso. Más información.

ACEPTAR