Qué puedes hacer para evitar el cambio climático [Infografía]

6 jul, 2017 -

A lo largo de la historia de La Tierra, la atmósfera ha ido sufriendo una serie de cambios en los patrones meteorológicos. Así, en el transcurso de cientos de miles de años, el planeta ha experimentado períodos mucho más fríos, y también más cálidos que el actual. Estas fluctuaciones se han debido a la influencia de diferentes factores internos y externos: la radiación solar, los movimientos tectónicos, la influencia de asteroides, etc. Pero en los últimos años, La Tierra viene sufriendo también un calentamiento producido por la influencia del ser humano. Es lo que conocemos hoy con el nombre de cambio climático.

Hoy veremos en qué consiste este cambio climático y qué podemos hacer para combatirlo.

planeta tierra azul espacio

¿Qué es el cambio climático?

El cambio climático, tal y como lo conocemos hoy en día en la cultura popular, hace referencia a un calentamiento global del planeta como consecuencia del efecto invernadero. Pensemos que el planeta recibe cada segundo una gran cantidad de energía lumínica procedente del Sol, esta energía es fundamental para que se desarrolle en la vida en La Tierra. Para llegar a los seres vivos, estos rayos solares deben atravesar la atmósfera gaseosa que rodea al globo terráqueo. Una vez que la luz alcanza la superficie, tanto de los océanos, como de las zonas terrestres, parte de esta energía es absorbida y otra parte es reflejada y devuelta al espacio. En su contacto con la atmósfera, esta energía aporta calor, lo que hace que la temperatura de La Tierra sea la adecuada para que exista la vida.

De forma natural, esta temperatura terrestre se va autorregulando a través de diferentes procesos naturales. El problema surge cuando hace unos 150 años, el ser humano desarrolla un proceso de industrialización de sus modelos de producción. Con esta industrialización, la emisión de gases de efecto invernadero (dióxido de carbono, óxido nitroso, metano, etc.) derivada de la actividad humana se multiplica de forma exponencial, llegando a modificar la propia composición de la atmósfera terrestre y potenciando el efecto invernadero. De esta manera, los rayos solares que rebotan en océanos y suelo firme quedan atrapados en la atmósfera, produciéndose un calentamiento mayor al que sería natural y que se añade a la propia variabilidad normal en la temperatura del planeta.

industria chimenea humo atardecer

 

Causas del cambio climático

Este cambio climático es conocido por los científicos especializados como cambio climático antropogénico. Este calificativo, indica que el origen de la subida de temperaturas está en la actividad humana. Como hemos visto, los gases de efecto invernadero influyen directamente en la temperatura del planeta. Y lamentablemente, casi cualquier actividad humana genera gases de efecto invernadero. Algunas de las actividades que provocan mayores emisiones son: la combustión del petróleo, gasolinas o carbón; la agricultura y la ganadería, la tala de árboles, que ralentiza la absorción de dióxido de carbono; etc.

Por ejemplo, basta con señalar que un vuelo Madrid – Londres, Londres Madrid genera unas emisiones de 922 kilogramos de CO2. Necesitaríamos plantar dos árboles para contrarrestar el efecto contaminador de este vuelo en la atmósfera.

Consecuencias del cambio climático

El gran problema es que no todos los efectos de las emisiones de gases, del efecto invernadero o del cambio climático son apreciables a simple vista. Pero no por ello son menos dañinos para la vida en el planeta. Pensemos que solo en el último siglo, la concentración de gases de efecto invernadero en la atmósfera ha crecido un 30 %, un ritmo que la naturaleza ya no es capaz de compensar de forma natural. Y el cambio climático no viene solo, algunos de los efectos que prevén los científicos expertos en el tema son: falta de agua potable; desastres naturales con motivo de alteraciones meteorológicas (inundaciones, huracanes, olas de calor, períodos de sequía…); deshielo de las masas glaciares, expansión de los océanos; transmisión de enfermedades; y finalmente, la extinción de las plantas y animales del planeta.

Es por ello que debemos concienciarnos profundamente y cambiar nuestro modelo productivo y nuestra manera de consumir, ya que la lucha contra el cambio climático es también a contrarreloj: cuanto más tiempo pasa sin que tomemos medidas, más nos acercamos al punto de no retorno en el que el aumento de temperaturas sea ya irreversible.

oso polar artico blanco

¿Qué podemos hacer para evitar el cambio climático?

Aún estamos a tiempo de parar el cambio climático y sus desastrosas consecuencias. Es nuestra obligación, ya que para algunos científicos, somos la última generación que puede hacerlo. Para ello, basta con aplicar una serie de medidas de consumo inteligente y ahorro a nuestras vidas. Algunas medidas que podemos tomar para frenar el cambio climático son:

  • Separar nuestra basura, reciclar y reutilizar. Evitaremos la emisión de gases de efecto invernadero en la fabricación de plásticos, metales, papel, etc.
  • El ahorro energético es otra medida que podemos tomar para luchar contra el cambio climático. La utilización de bombillas de bajo consumo, de electrodomésticos eficientes, evitar mantener los aparatos en standby, etc.
  • No abusar de la calefacción en inverno y del aire acondicionado en verano. Mantener un consumo responsable.
  • Mantener nuestra vivienda bien aislada. Un buen aislamiento puede suponer un ahorro de hasta el 20 % en el gasto energético que empleamos para aclimatar nuestro hogar.
  • Desenchufar el cargador del móvil cuando no lo usemos. Aunque el teléfono no esté conectado, sigue consumiendo energía.
  • Ahorrar agua. Podemos ducharnos en lugar de bañarnos, con lo que conseguiremos ahorrar mucha agua. Evitar dejar el grifo abierto cuando no lo necesitamos, limitar la capacidad de la cisterna del baño, fregar con agua fría, etc.
  • Consumir alimentos bajos en carbono, poco procesados, de temporada y de origen local o cercano. Ahorraremos emisiones derivadas del transporte e importación.
  • Evitar la utilización de embalajes excesivos en nuestras compras, utilizando, por ejemplo, bolsas reutilizables.
  • Usar nuestro vehículo solo lo estrictamente necesario. Intentar siempre utilizar métodos alternativos para desplazarnos: caminar, ir en bici o emplear el transporte público.
  • Realizar un buen mantenimiento de nuestro vehículo para evitar un gasto innecesario y controlar las emisiones. Si estamos planteándonos la adquisición de un coche nuevo, podemos plantearnos la compra de un vehículo eléctrico, o al menos de alta eficiencia energética.
  • Adoptar el uso de energías renovables. Según los informes Renovables 2050 y Renovables 100% de Greenpeace, España tiene los recursos naturales suficientes como para funcionar íntegramente con energías renovables limpias e instaurar las medidas en todos los sectores para el año 2050. Se trata de una medida viable tanto técnica como económicamente. Solo hay que dar el paso.

 

aerogeneradores cielo azul

Según Naciones Unidas, el cambio climático es la mayor amenaza a la que se enfrenta la especie humana en la actualidad. Es por ello que debemos asumir responsabilidades y comenzar a tomar medidas para frenarlo. Nuestro esfuerzo por combatir el cambio climático no solo nos beneficiará a nosotros, sino también a quienes vengan detrás. Y es por ello que debe ser, sin duda alguna, la inversión más importante de nuestras vidas.

 

 

Por último, resumimos todos los puntos anteriores en esta infografía:

infografia cambio climático

*Este artículo se elaboró con fecha 6 julio, 2017, por lo que es posible que alguna información no esté actualizada. Te recomendamos que siempre revises la fecha de publicación del artículo. Consulta aquí las condiciones vigentes del Depósito Facto



En Cuenta Facto nos preocupamos por tus intereses y para garantizarlos somos cercanos, accesibles y completamente transparentes. Te mantenemos informado en temas de inversión y economía diaria. ¡Bienvenido a Facto!



Deja un comentario

Banca Farmafactoring S.p.A. Sucursal en España actúa bajo la denominación comercial FACTO. C/ Luchana, 23. 28010 Madrid. Entidad de crédito sujeta a la supervisión del Banco de España e inscrita en el Registro de Entidades de Crédito Nacionales del Banco de España con el número 1554. CIF W-0056035I inscrito en el Registro Mercantil de Madrid, Tomo 33.383, Folio 148, Hoja M-600965, Inscripción 1ª. Banca Farmafactoring S.p.A es una entidad bancaria adherida al Fondo de Garantía de Depósitos Italiano (F.I.T.D. – Fondo Interbancario di Tutela dei Depositi). Importe máximo garantizado hasta 100.000 euros por titular.

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar, analizar tu navegación, así como para mostrar publicidad y anuncios basados en tus intereses. Si pulsas en el botón de “ACEPTAR” aceptarás su uso. Más información.

ACEPTAR