Email: uiueux@gmail.com Phone: +00 21 387
Email: uiueux@gmail.com Phone: +00 21 387

Renta fija vs Renta variable. Las 7 diferencias

15 sep, 2015 -

Tener recursos ociosos es ineficiente en términos económicos, a no ser que nos proporcione utilidad el hecho de tener unos ahorros que no nos generen ningún tipo de dividendo (algo que a priori parece irracional y se da sólo en casos de fuerte incertidumbre económica), es decir, “guardar el dinero bajo el colchón”.

Partimos de la premisa de que disponemos de un capital (nuestros ahorros)y queremos que nos genere una rentabilidad. El segundo paso será buscar entre la amplia gama de productos financieros disponibles en el mercado y seleccionar el más adecuado para nosotros.

Para tomar esta decisión será necesario para nosotros conocer las diferencias entre las dos grandes modalidades de inversión existentes: la renta fija y la renta variable.

Los principales aspectos que diferencian la denominada renta fija de la renta variable son los siguientes:

1. El binomio Riesgo-Rentabilidad

Todos hemos escuchado alguna vez la famosa frase: “a mayor riesgo, mayor rentabilidad”. Entonces, ¿por qué la mayoría de gestoras de renta variable nos recomiendan diversificar riesgos? Muy sencillo, porque al incrementar el riesgo, al igual que podemos incrementar las ganancias potenciales de nuestra cartera, nuestros ahorros pueden esfumarse.

La principal diferencia en este punto entre renta fija y variable, radica en el hecho de que en la renta fija el riesgo es cero o próximo a cero (sólo podemos incurrir en posibles pérdidas si quiebra la entidad financiera donde tenemos nuestro depósito o entra en “default” el país del que tenemos bonos).

En cambio, en la renta variable, el riesgo de nuestra cartera lo fijamos nosotros y la rentabilidad fluctúa en función de las cotizaciones de los activos que tenemos en la misma.

Por ejemplo:

  • Si diversificamos nuestra cartera entre las empresas más consolidadas y los principales índices de referencia (las famosas “blue chips”), las ganancias potenciales serán muy bajas, pero también las pérdidas (en caso de haberlas).
  • Si creamos una cartera “kamikaze” con activos muy arriesgados, podemos obtener rentabilidades del 1000% o perder todo nuestro dinero en un día (normalmente, lo más habitual es que nos quedemos sin nada).

 

Siempre se suele poner el siguiente símil para explicar la renta fija:

Tenemos una bañera, que representa nuestra riqueza (los ahorros que invertimos) y el grifo representa los ingresos procedentes de la rentabilidad de nuestra cartera. Cuanto más tiempo estemos sin quitar el tapón de la bañera (destinar el ahorro a consumo), más se llenará la bañera y cuanta más agua tengamos, más agua caerá del grifo (teoría del interés compuesto).

 

Gráficamente:

grafico renta fija variable

2. El horizonte temporal

La renta fija normalmente está sujeta a condiciones de disponibilidad del dinero.

El ejemplo más claro lo encontramos en los depósitos a plazo fijo (3, 5,10 años…). Esto implica que cuando decidamos invertir en este tipo de productos, deberemos tomar una decisión de inversión a largo plazo, pudiendo disfrutar del efecto multiplicador del interés compuesto.

Por ejemplo, esta modalidad de inversión es la óptima para planes de pensiones.

En la renta variable podemos operar a muy corto plazo, medio y largo plazo. El problema principal es que necesitamos conseguir una rentabilidad constante y tener “la cabeza fría” para operar con nuestro dinero. El trading requiere de un gran componente psicológico y dejar nuestro dinero en manos de otro siempre acarrea problemas de riesgo moral. ¿Eres capaz de ser un buen supervisor de lo que otro hace con tu dinero?

3. Comodidad

La renta fija nos permite tener nuestro dinero generando intereses y despreocuparnos del mismo, ya que tenemos la seguridad de que si algún día necesitamos ese dinero, podremos disponer de él una vez finalizado el período de inversión.

Además, en la actualidad existe flexibilidad en ciertos productos de renta fija, como es el caso de Cuenta Facto que nos permite decidir el horizonte temporal de nuestra inversión.

Por el contrario, la renta variable requiere que el inversor tenga conocimientos financieros avanzados para incrementar sus opciones de éxito en la operación.  Además es necesario que dediques parte de tu tiempo antes de decidir en qué valor invertir.

En caso de que ejecutes una orden y pierdas un  5% de rentabilidad ¿sabrás volver a las ganancias?

periodico ibex nasdaq

4. Nivel de incertidumbre

En la renta fija, conocemos previamente el porcentaje de rentabilidad que generarán nuestros ahorros, si no es de manera exacta, con una aproximación muy cercana a la realidad, por lo que la incertidumbre es mínima.

Esto nos permite planificar mejor nuestras decisiones, puesto que sabemos del dinero del que disponemos en la actualidad y del que dispondremos en el futuro.

En la renta variable el nivel de incertidumbre, aunque generalmente va muy ligado al riesgo de nuestra cartera, es aún más variable.

Por ejemplo, la inestabilidad financiera que atraviesa China en los últimos meses está golpeando los principales índices de referencia.

5. Tipos de valores negociables (productos financieros) en función del tipo de renta

Otro de los principales factores a tener en cuenta es la diferencia en los productos financieros a los que tenemos acceso a través de la renta fija y la renta variable. En función de esto, debemos distinguir:

Renta fija:

-Deuda pública: letras del Tesoro, bonos y obligaciones del Estado, Deuda Autonómica y de otros organismos públicos.

-Renta fija privada: pagarés de empresa, bonos y obligaciones, cédulas hipotecarias…

-Participaciones preferentes: esta modalidad requiere conocimientos financieros avanzados por parte del demandante.

Renta variable:

-Acciones cotizadas o no cotizadas.

-Derechos de suscripción

-Acciones de SIM y SIMCAV

-Etc.

ipad graficos

6. Flexibilidad a la hora de transferir el producto financiero

En general, la renta variable se puede transferir con una mayor facilidad que la renta fija, salvo excepciones. Podemos comprar y vender al minuto acciones cotizadas en los mercados financieros. Mientras que en el mercado de renta fija, a menudo existe una negociación previa de las condiciones y características del producto antes de que se produzca la transacción.

Sin embargo, este es un punto a favor en las operaciones intradía o a muy corto plazo. Si su perfil de inversor es de largo plazo, la rapidez en la compra o la venta no debe ser su prioridad, si no las características del producto.

7. Cuantía de la inversión

En el mercado de renta variable podemos destinar cualquier cantidad de dinero a la inversión, por pequeña que sea.

Por el contrario, la renta fija está orientada a invertir cantidades más elevadas de dinero que nos permitan obtener ganancias considerables con nuestros ahorros.

Si queremos obtener una rentabilidad que merezca la pena, debemos destinar a la inversión un volumen considerable de dinero.

Por ejemplo:

Imaginemos que compramos una acción por 10€, si obtenemos una rentabilidad del 10% (muy elevada) habremos obtenido 1€ de beneficios antes de impuestos.

 

Si tenéis cualquier pregunta sobre este tema, responderé encantado a vuestros comentarios y abordaré las cuestiones que me planteéis en futuros artículos.

Fuentes: Guía informativa de la CNMV. Qué debes saber sobre los productos de Renta Fija.

*Este artículo se elaboró con fecha 15 septiembre, 2015, por lo que es posible que alguna información no esté actualizada. Te recomendamos que siempre revises la fecha de publicación del artículo. Consulta aquí las condiciones vigentes del Depósito Facto



Economista, Blogger creador de El Economist, seguidor del Marketing Digital y Social Media. El ahorro presente, es el consumo futuro. Facebook: ElEconomist Twitter: @ElEconomist



1 COMENTARIO
  1. es un tema muy bien explicado y muy preciso. la pregunta mia es:

    ¿Que es un TITULO de renta?

    Responder

Deja un comentario

Banca Farmafactoring S.p.A. Sucursal en España actúa bajo la denominación comercial FACTO. C/ Luchana, 23. 28010 Madrid. Entidad de crédito sujeta a la supervisión del Banco de España e inscrita en el Registro de Entidades de Crédito Nacionales del Banco de España con el número 1554. CIF W-0056035I inscrito en el Registro Mercantil de Madrid, Tomo 33.383, Folio 148, Hoja M-600965, Inscripción 1ª. Banca Farmafactoring S.p.A es una entidad bancaria adherida al Fondo de Garantía de Depósitos Italiano (F.I.T.D. – Fondo Interbancario di Tutela dei Depositi). Importe máximo garantizado hasta 100.000 euros por titular.

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar, analizar tu navegación, así como para mostrar publicidad y anuncios basados en tus intereses. Si pulsas en el botón de “ACEPTAR” aceptarás su uso. Más información.

ACEPTAR