¿Soy más rico que Rockefeller?

17 nov, 2016 -

La familia Rockefeller fue una de las más poderosas en Estados Unidos, su gran fortuna era precedida por un vasto imperio empresarial relacionado sobre todo con la industria petrolera, del que su máxima figura fue John Davison Rockefeller.

Desde joven, John Davison Rockefeller mostró una gran pericia e inteligencia para los negocios. Su carrera empresarial estuvo plagada de logros que le permitieron construir un gran imperio bajo el amparo de la Standard Oil Trust, un monopolio petrolífero que controlaba la mayor parte de la producción de petróleo en Estados Unidos.
Sin embargo, hay un tipo de riqueza que no estuvo al alcance de Rockefeller ni que tampoco lo está para ninguno de nosotros, excepto que consigamos viajar en el tiempo con éxito. A la riqueza a la que me refiero es la diferencia intergeneracional del valor del dinero fruto de la disrupción tecnológica.

newyork rockefeller centre

La disrupción tecnológica no puede ser comprada ni por todo el oro del mundo

Incluso el magnate, que contaba su riqueza por millones de dólares en la época de la Gran Recesión, no tuvo a su disposición algunos de los bienes que consideramos básicos en la actualidad. Y es que la riqueza y el dinero en general no tienen ningún valor, su valor reside en el poder de compra que le otorgan a su propietario.

Por tanto, en la época en la vivió Rockefeller (finales del siglo XIX, principios del XX) su poder de compra estaba limitado a la tecnología existente en ese momento. Los smartphones, reproductores Blue-Ray o las Smart TV estaban fuera de su alcance, ya que no se habían desarrollado por aquel entonces.

dollar movil android mano

La respuesta reside en la disposición a pagar

Para saber si realmente somos más ricos que Rockefeller, debemos acudir al concepto de “disposición de pago”, es decir; ¿cuánto dinero habría estado dispuesto a desembolsar el magnate norteamericano por adquirir uno de los bienes o servicios que tenemos a nuestra disposición en la actualidad gracias a la disrupción tecnológica?

Pero al igual que hay beneficios intergeneracionales, también puede haber costes. Para ver los costes pondremos el siguiente ejemplo; imaginemos que el problema del calentamiento global se agrava y dentro de unos años la calidad del aire es peor debido que la polución y la radiación solar tiene consecuencias nocivas sobre nuestra piel. En este caso, es muy probable que estuviéramos dispuestos a renunciar a nuestra riqueza por tener la calidad de vida y medioambiental que teníamos en el pasado.

¿Cuál es su aplicación práctica?

Las decisiones inter temporales, a pesar de tomarlas en el presente, tienen consecuencias en el futuro, por esta razón es importante valorar no solo los efectos de políticas económicas a corto y medio plazo (al igual que decisiones de nuestro día a día) sino ser conscientes de las posibles consecuencias que pueden tener en el largo plazo.

En una aplicación práctica diremos que, un inversor sin visión de futuro no es un buen inversor, ya que ser capaces de prever o estimar la evolución de una determinada inversión en el mercado es el as en la manga que necesitamos para que nuestro capital crezca con éxito. No obstante, si tu perfil de inversor es conservador y/o moderado y prefieres apostar por invertir de manera segura, el Depósito Facto garantizará el crecimiento de tus ahorros en el futuro.

billete un dolar

¿Cómo? Para evitar que el efecto de la inflación haga perder el valor de tus ahorros parados con el paso del tiempo, es conveniente que contemos con una inversión segura a plazo fijo, en nuestra cartera. Esta inversión, por ejemplo; podría realizarse en un depósito a plazo fijoun producto que nos reportará unos intereses periódicos que harán que el capital que depositemos inicialmente crezca progresivamente.

Si quieres más información sobre el Depósito Facto y conocer su rentabilidad, no dudes en contactar con nosotros. Estamos a tu disposición.

De esta manera, aunque no consigamos ser tan ricos como Rockefeller, nos aseguramos que nuestro dinero, sigue creciendo…

*Este artículo se elaboró con fecha 17 noviembre, 2016, por lo que es posible que alguna información no esté actualizada. Te recomendamos que siempre revises la fecha de publicación del artículo. Consulta aquí las condiciones vigentes del Depósito Facto



Economista, Blogger creador de El Economist, seguidor del Marketing Digital y Social Media. El ahorro presente, es el consumo futuro. Facebook: ElEconomist Twitter: @ElEconomist



Deja un comentario

Banca Farmafactoring S.p.A. Sucursal en España actúa bajo la denominación comercial FACTO. C/ Luchana, 23. 28010 Madrid. Entidad de crédito sujeta a la supervisión del Banco de España e inscrita en el Registro de Entidades de Crédito Nacionales del Banco de España con el número 1554. CIF W-0056035I inscrito en el Registro Mercantil de Madrid, Tomo 33.383, Folio 148, Hoja M-600965, Inscripción 1ª. Banca Farmafactoring S.p.A es una entidad bancaria adherida al Fondo de Garantía de Depósitos Italiano (F.I.T.D. – Fondo Interbancario di Tutela dei Depositi). Importe máximo garantizado hasta 100.000 euros por titular.

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar, analizar tu navegación, así como para mostrar publicidad y anuncios basados en tus intereses. Si pulsas en el botón de “ACEPTAR” aceptarás su uso. Más información.

ACEPTAR