Email: uiueux@gmail.com Phone: +00 21 387
Email: uiueux@gmail.com Phone: +00 21 387

Las claves a la hora de contratar al trabajador ideal

9 Mar, 2018 -

Formar el equipo idóneo para conseguir nuestros objetivos profesionales es imprescindible en el mundo de la empresa, todavía más si cabe cuando nos movemos en territorio de emprendedores y startups donde el proyecto debe sentirse como propio en no pocos ámbitos. El personal que nos acompaña durante nuestro viaje profesional es clave para que los resultados acompañen.

En no pocas ocasiones se me ha pedido consejo a la hora de formar un equipo profesional para iniciar un proyecto que está comenzando. Se busca el talento, el compromiso y la experiencia, a gente que pueda aportar profesionalmente al proyecto que inicia la andadura y avanzar con él. Es el marco ideal a la hora de contratar, pero no un proceso sencillo de asimilar por empresarios y emprendedores.

¿A qué se debe? Hay una falta de foco a la hora de definir lo que se busca profesionalmente del empleado porque, en ocasiones, ni siquiera se definen bien las características del trabajador que se busca. ¿Cuáles son? Depende de cada proyecto y de los perfiles que se tengan que implicar en ellos. ¿Pesa más formación o experiencia? También depende. Veamos las claves para contratar al trabajador ideal.

personas hablando reunidas

Conocimiento + experiencia

Haciendo referencia a la anterior pregunta, siempre recomiendo que el emprendedor o empresario no se cierre en banda ante ninguna situación. Ni descarte profesionales sin experiencia específica en el área ni sin conocimientos académicos. Por suerte la “titulitis” excesiva está tendiendo a desaparecer: ya se ha asumido que tener un título no te valida directamente para poder ejecutar un trabajo profesional.

La formación académica educa a los trabajadores en ciertas áreas, pero debe ser complementada con experiencia profesional sobre el terreno. Es la realidad en la que viven la mayoría de las universidades españolas donde lo teórico sigue imponiéndose a lo práctico de manera errónea, una estrategia que con en los próximos años debe cambiar si queremos seguir siendo académicamente competitivos.

El factor autonomía

El empleado ideal debe tener conocimientos teóricos, sí, pero también saber ejecutarlos sobre el marco práctico. De nada sirve conocer la lección sobre el papel si en la práctica se falla en la ejecución. Esto hace que el trabajador ideal sea el que pueda ejecutar estrategias de manera directa, sin necesidad absoluta de supervisión. No debemos contar con autómatas, sino con profesionales que piensen.

Una de las mayores habilidades que puede presentar un empleado es precisamente la autonomía, esa capacidad para tomar decisiones sobre el terreno sin tener que depender de un supervisor. Como emprendedores o empresarios debemos potenciar esa cultura de la independencia del empleado porque gracias a ella vamos a conseguir más aspectos positivos para la empresa que negativos.

También es importante ser capaces de confiar en los empleados y delegar. No pocos jefes están obsesionados por mantener el control más absoluto de todas las áreas de la empresa y eso es un gravísimo error. A poco que crezca el proyecto, un pensamiento así se traducirá en el bloqueo absoluto de las diferentes áreas por el exceso de supervisión que no beneficia en nada al desarrollo del proyecto.

hombre trabajo ordenador

Buscar el compromiso

Hablando sobre saber delegar en los empleados, es necesario tomarlo como una forma de demostrar confianza en nuestro equipo, algo que a su vez se traduce en crear una relación más saludable con los empleados, que sienten ese compromiso mayor con la empresa derivado de la confianza que se deposita en ellos. Creer en nuestros trabajadores es fomentar la cultura de empresa y todo lo que la rodea.

No es fácil detectar si un trabajador estará o no comprometido con la empresa en las fases iniciales de contratación, pero podemos intuir el perfil de trabajador que es conociendo su bagaje profesional de manera muy general. En cualquier caso, fomentar que el trabajador sea comprometido se consigue ofreciendo un ambiente de trabajo donde se resida profesionalmente cómodo.

También tenemos responsabilidades

Aquí es donde entran en juego nuestras responsabilidades como gestores profesionales para hacer que los trabajadores sientan la empresa como algo propio, al menos de manera virtual. Fomentar el buen ambiente de trabajo con aspectos como el teletrabajo en ocasiones, horarios flexibles, formaciones, etc. contribuye a crear una visión positiva sobre la empresa de cara al exterior.

Esto conseguirá a su vez que se interesen por la empresa más profesionales y que contemos con un número de posibles empleados de mayor calidad a la hora de plantear nuevas ofertas de empleo. Crear una cultura del empleado positiva es potenciar nuestra imagen de marca como empleadores, aspecto que aporta un valor muy positivo a la empresa tanto a nivel interno como externo.

A pesar de estos consejos, a la hora de buscar personal para nuestros proyectos debemos tener en cuenta las características propias de cada situación. El talento siempre está ahí a la espera de ser detectado; solo tenemos que hacer que se sienta cómodo viniendo a nuestro lado.

*Este artículo se elaboró con fecha 9 marzo, 2018, por lo que es posible que alguna información no esté actualizada. Te recomendamos que siempre revises la fecha de publicación del artículo. Consulta aquí las condiciones vigentes del Depósito Facto



Me gusta conectar personas, en la red desde 1992. Soy Business Angel, mentor de emprendedores, profesor en distintos programas de formación y Youtuber sobre Negocios Digitales.



BFF Bank S.p.A. Sucursal en España actúa bajo la denominación comercial FACTO. Paseo de la Castellana 81, 9ª planta, 28046 Madrid. Entidad de crédito sujeta a la supervisión del Banco de España e inscrita en el Registro de Entidades de Crédito Nacionales del Banco de España con el número 1554. CIF W-0056035I inscrito en el Registro Mercantil de Madrid, Tomo 33.383, Folio 148, Hoja M-600965, Inscripción 1ª. BFF Bank S.p.A es una entidad bancaria adherida al Fondo de Garantía de Depósitos Italiano (F.I.T.D. – Fondo Interbancario di Tutela dei Depositi). Importe máximo garantizado hasta 100.000 euros por titular.