Email: uiueux@gmail.com Phone: +00 21 387
Email: uiueux@gmail.com Phone: +00 21 387

¿Cómo ahorrar en tu presupuesto familiar gracias a la regla 50/20/30?

16 May, 2017 -

A la hora de ahorrar, es fundamental que contemos con las herramientas necesarias para poder tomar el control de nuestras finanzas. Y la principal herramienta con la que vamos a contar a la hora de gestionar la economía doméstica es el presupuesto familiarSi conseguimos crear el hábito de realizar un presupuesto mensual con todos los ingresos y gastos con los que cuenta la unidad familiar, será mucho más fácil conocer nuestras necesidades, el gasto real que debemos afrontar mes a mes, y cuáles pueden ser nuestras expectativas de ahorro y de gasto futuras. De esta forma, podremos emplear nuestro dinero de una forma mucho más eficiente y lógica, y disfrutaremos de la tranquilidad que aporta a la familia el tener unas cuentas saneadas y una cierta estabilidad financiera.

En este sentido, Elizabeth Warren, abogada, economista y profesora de la Harvard Law School de la Universidad de Harvard, propone una sencilla fórmula para estructurar adecuadamente nuestro presupuesto familiar: la regla 50 / 20 / 30, que ha experimentado una gran aceptación entre expertos económicos en todo el mundo. Hoy veremos cómo esta regla puede ayudarnos a controlar nuestros gastos y a estimular nuestro ahorro.

hucha cerdito rosa

La regla 50 / 20 / 30

La regla creada por Warren, consiste en dividir el conjunto de los ingresos familiares en tres partidas diferentes. A cada una de estas partidas le corresponderá un porcentaje de los ingresos totales en función de la naturaleza de los gastos que con ella se deben cubrir y de la prioridad de estos gastos a la hora de mantener el nivel de vida de la familia. Veamos cuáles son estos porcentajes:

  • 50 % para los gastos familiares básicos

Según esta norma, la partida de mayor valor a la que destinaremos el presupuesto familiar será la de los gastos básicos, que podrán alcanzar hasta la mitad del valor de los ingresos globales. Dentro de esta partida de gastos esenciales incluiremos todos los gastos fijos a los que debemos hacer frente mensualmente para cubrir nuestras necesidades básicas y de los que no podemos prescindir. Estos serían gastos como la hipoteca o  las cuotas de alquiler  de nuestra vivienda; el pago de facturas: electricidadgas, calefacción, etc.; gastos derivados de la educación y manutención de los hijos; y Elizabeth Warren incluye también en este apartado el pago de deudas: créditos, préstamos, etc.

¿Cómo sabemos si debemos incluir un gasto en este apartado del presupuesto?

A veces puede resultar complicado determinar si un gasto es fundamental o no. Para saberlo con certeza, debemos preguntarnos honestamente si la supresión de ese gasto nos restaría calidad de vida de forma notablemente. Es muy posible que si dejamos de dedicar dinero en algún gasto habitual esto conlleve una cierta molestia, pero debemos diferenciar esta molestia de un perjuicio real.

bombilla luz encendida

  • 20 % para el ahorro

El siguiente porcentaje que contempla la regla es el que dedicaremos al ahorro. En esta partida incluiremos la contratación de productos de ahorro e inversión como los depósitos o los planes de pensiones privados. Y contemplaremos nuestros objetivos financieros a medio y largo plazo: ahorrar para la jubilaciónadquisición de una segunda vivienda, gastos en formación superior de los hijos.

Además, con estos fondos crearemos también un colchón económico que pueda sacarnos de un apuro en caso de que aparezcan gastos imprevistos de cierta importancia, y que nos permitirá afrontar el día a día con mayor tranquilidad.

Dedicando un 20 % de nuestros ingresos a esta partida podremos ahorrar con cierta facilidad una cantidad importante al final de cada mes. Pero hay que destacar que este porcentaje del 20 % sería el mínimo deseable para el ahorro y siempre puede ser un porcentaje mayor: si en el presupuesto mensual no llegamos a destinar el porcentaje máximo marcado para una de las otras dos partidas, deberíamos derivar la cantidad restante a la partida de ahorro. Con ello, impulsaremos nuestra capacidad de ahorro y acortaremos el plazo para conseguir nuestras metas financieras a largo plazo.

  • 30 % para gastos flexibles

La tercera partida de nuestro presupuesto es la destinada a cubrir aquellos gastos, más o menos flexibles, que no consideramos básicos. Estos gastos pueden ser bien gastos de cierta importancia, pero que pueden esperar; o bien meros caprichos (que también está bien atender). Aquí incluiremos el gasto en ropa, el dinero dedicado al ocio, a la realización de algún viaje, etc.

globo tierra mano paisaje

Un ejemplo práctico

Para verlo más claro, plantearemos un ejemplo práctico. Supongamos que nuestra familia tiene 4 miembros y que disponemos de dos sueldos que nos reportan un total de 4.000 euros mensuales. Aplicando la regla 50 / 20 / 30:

  • Dispondríamos de un máximo de 2.000 euros (50 % de 4.000 €) mensuales para afrontar el pago de la hipoteca o del alquiler, de las diferentes facturas de agua, luz, gas, comunidad de propietarios, del pago de las cuotas de un crédito para la compra de un coche, etc.
  • Al menos 800 euros (20 % de 4.000 €) irían a parar al fondo de ahorro familiar. Bien en forma de depósitos o fondos de inversión y otros productos para el ahorro a largo plazo, bien como un colchón para gastos imprevistos.

 

informacion legal producto seguro

Si estás valorando distintas opciones de inversión para destinar ese capital que tienes ahorrado, el Depósito Facto es un producto con una de las rentabilidades más altas del mercado (hasta el 1,25% TAE*) en su sector, donde los intereses generados por tus ahorros se reportarán a tu Cuenta Facto cada 90 días.

Además, está protegido por el Fondo de Garantía de Depósitos italiano (F.I.T.D.) que garantiza hasta 100.000 por titular y entidad.

  • Y 1.200 euros (30 % de 4.000 €) podríamos invertirlos en gastos más flexibles: comprarnos ropa, salir a cenar con los amigos, hacer una salida de fin de semana, etc.

 

fotos polaroid suelo

Como hemos visto, empleando este sistema 50 / 20 / 30 es relativamente sencillo visibilizar los gastos reales que debemos afrontar mensualmente y ordenarlos según una escala de prioridades. Podemos emplear este u otros sistemas de ahorro, lo importante es que seamos capaces de llevar un control de nuestras fianzas.

 

*TAE del 0,25 % (0,25 % TIN) para un depósito a 3 meses, TAE del 0,75 % (0,75 % TIN) para un depósito a 12 meses y TAE del 1,25 %
(1,25 % TIN) para un depósito a 60 meses. A partir de 10.000 € y con liquidación cada 90 días. Oferta para particulares. No existe el derecho a la cancelación anticipada.

*Este artículo se elaboró con fecha 16 mayo, 2017, por lo que es posible que alguna información no esté actualizada. Te recomendamos que siempre revises la fecha de publicación del artículo. Consulta aquí las condiciones vigentes del Depósito Facto



En Cuenta Facto nos preocupamos por tus intereses y para garantizarlos somos cercanos, accesibles y completamente transparentes. Te mantenemos informado en temas de inversión y economía diaria. ¡Bienvenido a Facto!



BFF Bank S.p.A. Sucursal en España actúa bajo la denominación comercial FACTO. Paseo de la Castellana 81, 9ª planta, 28046 Madrid. Entidad de crédito sujeta a la supervisión del Banco de España e inscrita en el Registro de Entidades de Crédito Nacionales del Banco de España con el número 1554. CIF W-0056035I inscrito en el Registro Mercantil de Madrid, Tomo 33.383, Folio 148, Hoja M-600965, Inscripción 1ª. BFF Bank S.p.A es una entidad bancaria adherida al Fondo de Garantía de Depósitos Italiano (F.I.T.D. – Fondo Interbancario di Tutela dei Depositi). Importe máximo garantizado hasta 100.000 euros por titular.